Vacía Autoridad

aulas

Éste texto que aquí copio, va a ser el primero de unos cuantos que he recibido. Texto de un adolescente que ha pasado por uno de los Talleres de Inteligencia Emocional que imparto en los Centros de Enseñanza, uno de tantos adolescentes que «no tienen talento alguno», «que no siguen las normas ni conductas», «que no se puede hacer nada con ellos», «que sólo piensan en ellos», juzguen ustedes mismos si hay talento, emoción, inteligencia y dedicación. No he tocado absolutamente nada. Desde aquí le envío un fuerte abrazo y sabe que l@ quiero, GRACIAS.

 

Era un día como otro cualquiera en su clase. Los mismos compañeros de siempre, los mismos profesores, la misma desilusión y las mismas preguntas sin respuesta. La jefa de estudios entró en el aula y, tras saludar fugazmente al profesor, comenzó a contar a la clase las “noticias” que les atañían: un “estúpido” concurso al que nadie se iba a presentar, una “patética” excursión a la que nadie tenía ganas de ir y la bronca de rigor de todos los meses: las quejas del profesor de Emprendedora, las quejas del profesor de Servicio, las quejas del tutor, etc. Claro, como se dejaba ver por allí muy de vez en cuando, se le acumulaba el trabajo.

En clase ya ni la miraban. Los ojos de los alumnos esquivaban el semblante condescendiente y el mensaje “insultante” de la jefa de estudios, que los reprendía con vacía autoridad. Las miradas se cruzaban o bien se escapaban por la ventana buscando algún lugar donde querer estar. Ninguna lo encontraba. Todas las pupilas acababan clavadas en la mesa, caídas, desiertas.

Todas salvo una. Esta vez la mirada de Judith no siguió ninguno de esos caminos, y es que su mente se mantenía ocupada y ajena a todo aquello. Estaba escuchando música por un auricular. Una historia cantada en una canción de Los Suaves, Ourense-Bosnia, la tenía atrapada como si de un cuento se tratase:

 

Su nombre era Isaac, sus cabellos largos y su vida aún muy corta. Veinte años sólo veinte. Lo arrancaron de su casa y el mal sueño, sin saber cómo, empezó. Toques de trompetas, banderas, redobles de tambores. Le afeitaron la cabeza, le dieron bombas y un fusil: «Vas en misión de paz».

En la tumba de su boca su lengua yace muerta. Le quitaron su vida, le “dieron” un trozo de latón y una calle con su nombre.

 

Judith reconoció en Isaac aquella sensación de estar lejos de casa jugando a la ruleta rusa con sus días, sin querer ni saber por qué. Una sensación que, con el paso de los años, había pasado a ser parte de ella misma. Su mundo se le había hecho una noche desde que su padre murió. Además, inexplicablemente la familia de su madre no quería saber nada de ella. Judith aún buscaba culpables cada noche, pero no encontraba ni un hombro donde llorar.

Se quitó finalmente su auricular, no era momento para darle más vueltas a aquello. Prestó atención a la jefa de estudios. Su discurso había cambiado ya de tono -aunque no de actitud- y ahora le estaba hablando a la clase sobre un taller de Inteligencia Emocional. El nombre llamó la atención de Judith y despertó su curiosidad mientras Isaac aún daba tumbos por su cabeza. No le gustó lo que escuchó sobre el taller, tampoco le disgustó: le interesó, que era más difícil que todo lo demás.

Pero enseguida una jarra fría de pseudorealismo la empapó: “¿De qué me va a servir a mí esto?”, “Menuda gilipollez, que un tío que no me conoce de nada me diga qué tengo que hacer con mi vida.”, “¿Las respuestas que no he encontrado en seis años me las van a dar él en seis semanas?”. Judith dejó su mirada olvidada en la pizarra mientras se ponía a recoger algunos recuerdos que se habían desparramado por su cabeza con el estruendo de esas frases.

Pasaron dos minutos, tres, cinco.

Tomó la decisión de ir a ese taller. Por los recuerdos en los que se sintió bien un día, porque no fuese por no intentarlo, por no dejar ni una opción sin probar, por los que ni siquiera tienen opciones.

Parpadeó y sus ojos volvieron a cobrar vida. Agarró su BIC y escribió en su mano un nombre. No era el de su padre ni mucho menos el de su madre, tampoco era el suyo. El nombre era “Isaac”.

Aplícate al Rock (&)

LAS RAZONES POR LAS QUE ESTAMOS EQUIVOCADOS, (PROFESORES Y PADRES), CON LOS ADOLESCENTES Y EL PORQUÉ HAY QUE COMPRENDERLOS, PARTE I:

IMG_5820

Hay muchos factores que desconocemos para entender a los adolescentes, pero voy a empezar por el más efectivo para cambiar nuestra percepción con ellos y el más obvio.

CAMBIOS FISIOLÓGICOS Y BIOLÓGICOS:

Pensamos que nuestros hijos o alumnos con quince, dieciséis o más años después de una vida viéndonos a nosotros, y repitiéndoles lo que deben de hacer, como deben de comportarse, reaccionar o incluso pensar, es tiempo necesario para que lo hayan aprendido, y si no lo hacen es porque simplemente no quieren.

Nada más lejos de la realidad, es fácil y sencillo, NO PUEDEN.

Si tuviéramos eso claro, y fuéramos poco a poco con ellos, respetando su ritmo de crecimiento tanto intelectual como emocional, nos evitaríamos muchas frustraciones, peleas, ansiedades y sobre todo y paradójico, ellos madurarían con más celeridad.

En la adolescencia hay un proceso de maduración cerebral, que empieza en el feto y continua hasta aproximadamente los 20 años. Es un proceso ordenado por el que las distintas áreas van alcanzando la madurez, siempre empieza por las áreas posteriores del cerebro y avanza hacia las anteriores.

En la etapa de la adolescencia el crecimiento físico y la maduración corporal son más evidentes y rápidos. Los órganos sexuales internos y externos se desarrollan hasta alcanzar la capacidad reproductiva propia. La conducta, las emociones, las relaciones sociales, la forma de pensar, también van a sufrir un cambio espectacular.

El cerebro adolescente sufre una reorganización. Mientras unas áreas aumentan de tamaño, otras se reducen. Lo que caracteriza a un adulto, es el pensamiento analítico, y por ello en la adolescencia estos circuitos se preparan.

En edades anteriores los circuitos estaban creados para cubrir las funciones más necesarias, interpretar las percepciones que tenemos por los sentidos, funciones psicomotrices, comunicación y lenguaje.

En la adolescencia se crean, modifican y consolidan los circuitos neuronales dependiendo de las características de las nuevas habilidades más complejas.

He aquí un punto importante, los adolescentes son adolescentes, no adultos, es decir, empiezan a crear una estructural neuronal-emocional para llegar a ser adultos, por consiguiente no podemos pedirles que sus decisiones, comportamientos y pensamientos sean de adultos y su “timing evolutivo” será proporcional a su desarrollo fisiológico y biológico, y creo que todos los adultos tenemos claro que evoluciones naturales de este calibre tienen su tiempo…

En esta fase la metodología de aprendizaje, es simple, universal y conocida por todos nosotros, incluso en la edad madura, ensayo y error.

Los circuitos neuronales los forman las dendritas y axones en forma de unión de comunicación (Sinapsis), cuanto más maduras y rápidas, más consolidadas estarán estos pensamientos-comportamientos. A partir de ahí se formaran unas estructuras más complejas que precisan de áreas cerebrales más extensas, más alejadas, que por ende deberán de conectarse entre sí. Estos complejos circuitos están en la corteza prefrontal y es la última parte que madura según el proceso natural.

Según, las conexiones neuronales, se realizan pensamientos y comportamientos o cuanto menos posibilidades de elementos de juicio, para tener en cuenta a la hora de actuar. Éstas se consolidan como he mencionado antes, en un proceso de ensayo y error, si acompañamos al adolescente en sus errores y le animamos a que siga su proceso, las conexiones se afianzaran al ser más utilizadas, acelerando de manera natural la deseada maduración del adolescente.

Por el contrario las habilidades que practiquen poco no afianzará su sinapsis correspondiente, incluso podría  “deshacerse”, con la correspondiente privacidad de habilidad de pensamiento y comportamiento.

Es por ello que todos los responsables de alguna manera de los adolescentes: padres, familia, profesores, etc…, debemos de ser muy consciente de esto, animándoles a tomar decisiones, entendiendo que la adolescencia es una etapa crucial para su maduración y que por todo lo que pasen ahora van a estar más preparados en su vida adulta, y que mejor que con nosotros los adultos para tratarles con confianza, compresión, paciencia y en definitiva AMOR para que esta etapa le sea beneficiosa en su desarrollo.

Cada vez que a su hijo, alumno le vaya a exigir un pensamiento-comportamiento de cierto grado de dificultad para su edad, piense…… a lo mejor fisiológicamente, biológicamente TODAVÍA no está preparado. Si esa experiencia la hace agradable o llevadera para él, le ayudará a afianzar su complejo sistema neuronal. Si por el contario convierte la experiencia en algo desagradable, le estará alejando de poder tener una estructura potente para su vida adulta.

Imaginemos a Juan un adolescente que quiere hacer bien las cosas pero continuamente se “equivoca” en sus elecciones y le reprenden por su falta de logros con lo esperado por los adultos.

“Juan te lo tengo dicho, así no lo vas a conseguir”, “cuantas veces te lo tengo que decir, así no vamos a ningún sitio”, “Juan has vuelto a suspender, no vas a llegar nada”. Juan lo intenta, todos los adolescentes en un momento dado lo han intentado y por supuesto quieren hacerlo, les encantaría que sus padres y profesores estuvieran contentos con él. ¿Entonces qué pasa?

Con estas actitudes hacia ellos, les hacemos las experiencias de aprendizajes desagradables, frustrantes y como es lógico tienden a evitar estas vivencias. Cada  vez que esto sucede les alejamos de elegir el aprendizaje de nuevos caminos, llevándoles inconscientemente hacia el camino más fácil de salida, la desobediencia, pasotismo e indisciplina.

¿Dónde consiguen ellos el reconocimiento personal trascendental para cualquier SER humano y más para la etapa adolescente donde se está formando la identidad?, con preguntas como: ¿Quién soy yo?, ¿Cómo soy? O ¿Qué quiero ser?

Con todos estos datos, es fácil imaginar que prefieren recurrir a sus círculos de amistades para obtener cierto reconocimiento sin dar valía a que parcelas corresponden o si esos reconocimientos son perjudiciales a medio-largo plazo. Y no tratemos de explicarles esto mismo, porque caemos otra vez en la equivocación de atribuirles habilidades que fisiológicamente y biológicamente no están preparados.

P.D.: Los padres y profesores hacemos las cosas lo mejor que sabemos, mi intención es dar un poco de luz con información y experiencia. Tengo la seguridad que cada uno de ustedes reflexionara sobre el asunto, si han llegado hasta aquí leyendo es que tienen verdadero interés. Con más elementos de juicio, mayores probabilidades para encontrar nuevos caminos.

 

Manuel Alejandro

Coach Familiar.

Taller para Cuidadores Principales.

Ya son muchos los que empiezan a cuidar a los cuidadores principales: Organismos, empresas privadas, Fundaciones, Instituciones, etc…

Cada vez hay mas información sobre la dependencia, cómo CUIDAR a un familiar en el día a día: Su planificación diaria (higiene, baño, vestido y calzado,..). Su alimentación y nutrición (disfagia, deshidratación, malnutrición); salud (bronconeumonía, Incontinencia, estreñimiento, cuidados de la piel, déficit sensoriales, medicación, el dolor y sus clases; sueño (tipos de insomnio, prevención, higiene del sueño…); estudios sobre movilidad, accesibilidad, adaptación de la vivienda, prevención de accidentes… Incluso podemos acceder a información que contempla los aspectos psicosociales del familiar o paciente (comunicación, tipos de demencias, depresión, vida social, ocio, conductas complejas)…

PERO….

Al final, al Cuidador Principal de la noche a la mañana le cambia la vida. De no saber nada sobre Demencia, sobre dependencias o antojársele lejano, tiene que convertirse en especialista. Debe hacerse un poco médico, enfermero, psicólogo, abogado, mediador familiar… pero sobretodo debe hacerse fuerte. si no lo era mucho, convertirse. Y si lo era probablemente esa misma fuerza no va a ser suficiente. Se hará responsable de la carga y de la presión que conlleva la responsabilidad absoluta de una persona dependiente a la que además debe sumar la propia responsabilidad sobre su vida, sobre la propia mochila que todos llevamos. Y debe lidiarlo con la presión social, con la culpabilidad, con la compasión forzada…

Pasa a ser el bastón, el pilar fundamental del familiar, su VIDA.

Y…

¿Quién cuida al Cuidador?, entendiendo que esta es la verdadera ecuación:

        «mejor estado del cuidador = mejor cuidado del familiar = mayor calidad de vida para ambos»

O

«peor estado del cuidador=peor cuidado del familiar=peor calidad de vida para ambos=sufrimiento»

ES DECIR:  

                            » Cuidándonos como cuidador = cuidamos a nuestro familiar/paciente»

 

Todo con lo que debe enfrentarse el cuidador es más que suficiente para generar estrés, miedo, agotamiento, ira, dolor…Cualquier excusa es buena para que acaben pagándola consigo mismos (se me ha caído el vaso del agua porque soy una inútil; me he enfadado con mi madre porque soy una mala hija; mi padre se ha caído porque no he estudiado suficiente sobre cómo adaptar la vivienda…) Es injusto. Nada ni nadie puede hacerles responsables de tan pesada carga.

Es en este apartado es, donde Acaricia2 pone toda la carne en el asador, dando herramientas al cuidador para la mayor gestión de las circunstancias, de las emociones, ayudando a tomar las mejores decisiones y sobre todo, ofreciendo tranquilida y un desahogo más que necesario.

Trabajamos conceptos como la asertividad, pedir ayuda, valorar-se, reconocer-se, resiliencia Todo ello con técnicas innovadoras y muy eficaces como la Programación Neurolinguística, la psicología transpersonal, las terapias rogerianas, el coaching, la hipnosis…

Nuestros talleres enseñan en unos simples pasos la manera de «des- cargarse emocionalmente», liberar-se de esa mochila de tensiones, obligaciones y autoexigencia.
Éste video se lo debíamos a estas personas valientes que dan el primer paso, VALIENTES que piensan QUE SE LO MERECEN,

!¡¡¡GRACIAS POR VUESTRA CONFIANZA!!!

 

 

info@acaricia2.com

Resiliencia en cuidadores.

La importancia de LA RESILIENCIA en las personas, en los CUIDADORES.

Hace poco estaba con un amigo ingeniero y salió el tema de la RESILIENCIA, después de hablar de ella, el rió y me comentó que sólo la conocía de la carrera ,como cualidad de la materia.

Hoy en día la RESILIENCIA se da en varios campos:

  • Medio Ambiente.
  • Psicología.
  • Física.
  • En la Gestión.
  • etc…

Pero mi amigo no estaba muy alejado de la realidad…, . En ingeniería, la RESILIENCIA de un material, es la capacidad de absorber energía antes de comenzar a deformarse plásticamente.

Y de hecho cuando nos ocurre alguna «circunstancia límite», adversa o dolor emocional, ¿no es cierto que de alguna manera nos «deformamos», nos encogemos, nos retorcemos ante tales hechos?. (enfermedades de familiares por ejemplo, convertirse en cuidadores principales de la noche a la mañana…).

Y ¿no es cierto que hay una «energía» que ante esa deformación se enquista en nosotros hasta tal punto que pensamos que nos pertenece, y pasa tal cantidad de tiempo que pensamos que esa deformación forma parte de nuestra postura cotidiana?. (Es lo que me toca, es mi obligación,…).

Ahí entra la RESILIENCIA, la vuelta a nuestra forma original, a la liberación de la energía para dejarla pasar. Se puede enfrentar las circunstancias de varias maneras, siendo RESILIENTE, siendo nosotros mismos pero aceptando las circunstancias, sin olvidarnos de nuestras capacidades y logros.

La buena noticia, es que la RESILIENCIA, es una capacidad, y como tal, se puede mejorar, se puede entrenar y te aportará entre otras cosas:

  1. No anclarse en el pasado.
  2. Ver las cosas de forma positivas.
  3. Creer en uno mismo y en sus capacidades.
  4. Autoestima alta.
  5. Capacidad de adaptación al cambio.
  6. Seguridad en uno mismo.

Ayer me llamo mi amigo, no se quitaba de la cabeza el concepto de RESILIENCIA,  le gustó escuchar que es una capacidad de las personas, quiere ejercitarla….

Él mismo, con ver las cosas desde otro punto de vista, de estar abierto a otras opciones ya ha empezado a ser más RESILIENTE.

 

 

Científicos demuestran cómo los pensamientos provocan cambios moleculares en tus genes.

Con la creciente evidencia de que el entrenamiento de la mente o la inducción de ciertos modos de conciencia pueden tener efectos positivos para la salud, los investigadores han tratado de entender cómo estas prácticas afectan físicamente el cuerpo. Un nuevo estudio realizado por investigadores de Wisconsin, España y Francia reporta la primera evidencia de los cambios moleculares específicos en el cuerpo después de un período de práctica intensiva mindfulness [NdT: También conocido como Conciencia o Atención Plena],

El estudio investigó los efectos de un día de práctica intensiva de mindfulness en un grupo de meditadores experimentados, en comparación con un grupo de control de sujetos no entrenados que practicaron actividades tranquilas no meditativas. Después de ocho horas de práctica de mindfulness, los meditadores mostraron una gama de diferencias genéticas y moleculares, incluyendo niveles alterados de la maquinaria de regulación génica y la reducción de los niveles de genes pro-inflamatorios, que a su vez se correlacionaban con una recuperación física más rápida luego de una situación estresante.

«Según nuestro conocimiento, este es el primer trabajo que muestra alteraciones rápidas en la expresión genética de sujetos asociados a la práctica de la meditación mindfulness», dice el autor del estudio Richard J. Davidson, fundador del Centro para la Investigación de Mentes Saludables y profesor de psicología y psiquiatría en el William James and Vilas, de la Universidad de Wisconsin-Madison.

«Lo más interesante es que los cambios se observaron en los genes que son los objetivos actuales de los fármacos anti-inflamatorios y analgésicos», dice Perla Kaliman, el primer autor del artículo e investigador en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, ​​España (IIBB-CSIC -IDIBAPS), donde se llevaron a cabo los análisis moleculares.

El estudio fue publicado en el Periódico Psychoneuroendocrinology.

Los entrenamientos basados ​​en el mindfulness han demostrado efectos beneficiosos en enfermedades inflamatorias en los estudios clínicos previos y están avalados por la Asociación Americana del Corazón como una intervención preventiva. Los nuevos resultados proporcionan un posible mecanismo biológico para efectos terapéuticos.

La actividad genética puede cambiar según la percepción:

Según el Dr. Bruce Lipton, la actividad genética puede cambiar a diario. Si la percepción en tu mente es reflejada por la química de tu cuerpo, y si tu sistema nervioso lee e interpreta el medio ambiente y luego controla la química de la sangre, entonces puedes literalmente cambiar el destino de las células mediante la alteración de tus pensamientos.

De hecho, la investigación del Dr. Lipton ilustra que al cambiar tu percepción, tu mente puede alterar la actividad de tus genes y crear más de treinta mil variaciones de productos por cada gen. Él da más detalles al decir que los programas genéticos están contenidos dentro del núcleo de la célula, y se puede volver a escribir esos programas genéticos al cambiar la química de tu sangre.

En los términos más simples, esto significa que tenemos que cambiar nuestra forma de pensar si queremos curar el cáncer. «La función de la mente es crear coherencia entre nuestras creencias y la realidad que experimentamos», dijo Dr. Lipton. «Lo que esto significa es que tu mente ajustará la biología y el comportamiento de tu cuerpo para que encajen con tus creencias. Si te han dicho que te vas a morir en seis meses, y tu mente se lo cree, es muy probable que vayas a morir en seis meses. A eso se le llama el efecto nocebo, el resultado de un pensamiento negativo, que es lo contrario del efecto placebo, donde la sanidad está mediada por un pensamiento positivo«.

Esta dinámica apunta a un sistema de tres partes: está la parte de ti que jura que no quiere morir (la mente consciente), inventada por la parte de ti que cree que sí (el pronóstico del médico mediado por la mente subconsciente), la cual luego pone en marcha la reacción química (mediada por la química del cerebro) para asegurarse de que el cuerpo se adapte a la creencia dominante. (La neurociencia ha reconocido que el subconsciente controla el 95 por ciento de nuestras vidas.)

Ahora ¿qué pasa con la parte que no quiere morir – la mente consciente? ¿No está afectando a la química del cuerpo también? El Dr. Lipton dijo que todo se reduce a cómo ha sido programada la mente subconsciente, la cual contiene nuestras creencias más profundas. Son estas creencias las que en última instancia, realizan el voto decisivo.

«Es una situación compleja», dijo el Dr. Lipton. Las personas han sido programadas para creer que son víctimas y que no tienen ningún control. Estamos programados desde el principio con las creencias de nuestras madres y padres. Así, por ejemplo, cuando nos enfermamos, nos dijeron nuestros padres que tenemos que ir al médico porque el médico es la autoridad con respecto a nuestra salud. Todos recibimos el mensaje durante toda la infancia que los médicos eran la autoridad en materia de salud y de que éramos víctimas de las fuerzas corporales más allá de nuestra capacidad de control. La broma, sin embargo, es que la gente con frecuencia mejoraba cuando se dirigía al médico. Fue entonces cuando la capacidad innata de autocuración entra en acción, otro ejemplo del efecto placebo.

La práctica de Mindfulness afecta específicamente a las vias reguladoras

Los resultados del estudio de Davidson muestran una regulación hacia abajo de los genes que han sido implicados en la inflamación. Los genes afectados incluyen los genes pro-inflamatorios RIPK2 y COX2, así como varios genes de la histona deacetilasa (HDAC), que regulan epigenéticamente la actividad de otros genes mediante la eliminación de un tipo de etiqueta química. Lo que es más, la medida en que algunos de esos genes se regularon hacia abajo se asoció con la recuperación más rápida de cortisol ante una prueba de estrés social que implicaba un discurso improvisado y tareas que requieren cálculos mentales realizados frente a una audiencia y una cámara de vídeo.

Los biólogos han sospechado durante años que algún tipo de herencia epigenética ocurre a nivel celular. Los diferentes tipos de células de nuestro cuerpo son un ejemplo. Las células de la piel y las células del cerebro tienen diferentes formas y funciones, a pesar de tener exactamente el mismo ADN. Debe haber mecanismos – que no sean del ADN – que se encargan de que las células de la piel permanezcan siendo células de la piel cuando se dividen.

Tal vez resulte sorprendente, dicen los investigadores, que no hubo diferencias en los genes probados entre los dos grupos de personas en el inicio del estudio. Los efectos observados se vieron sólo en los meditadores luego de la práctica de mindfulness. Además, varios otros genes modificadores del ADN no mostraron diferencias entre los grupos, lo que sugiere que la práctica de mindfulness ha afectado específicamente a ciertas vías de regulación.

El resultado clave es que los meditadores experimentaron cambios genéticos luego de la práctica de mindfulness que no se observaron en el grupo que no meditó, después de otras actividades silenciosas – un resultado que proporciona la prueba del principio de que práctica de mindfulness puede conducir a alteraciones epigenéticas del genoma.

Estudios previos en roedores y en personas han mostrado respuestas epigenéticas dinámicas a estímulos físicos como el estrés, la dieta o el ejercicio en unas pocas horas solamente. «Nuestros genes son muy dinámicos en su expresión y estos resultados sugieren que la tranquilidad de nuestra mente puede realmente ejercer una influencia potencial en su expresión», dice Davidson. «La regulación de las HDAC y las vías inflamatorias puede representar algunos de los mecanismos que subyacen en el potencial terapéutico de las intervenciones basadas en el mindfulness», dice Kaliman. «Nuestros resultados establecen las bases para futuros estudios para evaluar más a fondo las estrategias de meditación para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias crónicas.»

Las creencias subconcientes son la clave

Demasiados pensadores positivos saben que pensar buenos pensamientos – y recitar afirmaciones durante horas y horas – no siempre trae los resultados que prometen los libros para sentirse bien.

El Dr. Lipton no discutió este punto, porque los pensamientos positivos vienen de la mente consciente, mientras que los pensamientos negativos contradictorios son usualmente programados en la mente subconsciente, más poderosa. «El principal problema es que las personas están conscientes de sus creencias y comportamientos conscientes, pero no de las creencias y los comportamientos subconscientes. La mayoría de la gente ni siquiera reconoce que su mente subconsciente entra en el juego, cuando lo cierto es que la mente subconsciente es un millón de veces más potente que la mente consciente y que operamos del 95 a 99 por ciento de nuestras vidas desde programas subconscientes.»

«Tus creencias subconscientes están trabajando ya sea para ti o en tu contra, pero la verdad es que tú no estás controlando tu vida, porque tu mente subconsciente sustituye cualquier control consciente Así que cuando estás tratando de recuperarte desde un nivel consciente – citando afirmaciones y diciéndote a ti mismo que eres saludable – puede haber un programa subconsciente invisible que te está saboteando «. El poder de la mente subconsciente se revela con elegancia en las personas que expresan múltiples personalidades. Mientras ocupa la mentalidad de una personalidad, el individuo puede ser muy alérgico a las fresas. Luego, al experimentar la mentalidad de otra personalidad, él o ella se las come sin consecuencias.

La nueva ciencia de la epigenética promete que cada persona en el planeta tiene la oportunidad de convertirse en lo que realmente es, con un poder inimaginable y la capacidad de operar a partir desde, e ir a, las más altas posibilidades, incluyendo la curación de nuestros cuerpos y de nuestra cultura, y vivir en paz.

En nuestros Talleres y Seminarios de Acarica2, tocamos gran parte de estas teorías. Estamos seguros que en las Creencias subconscientes está la llave para el cambio, siendo uno de los vehículos para ello el Mindfulness, pensamientos positivos, Programación-neuro-lingüística, Coaching, Inteligencia Emocional.

Os animamos a probarlos, pedir una cita para más información.

Fuente: es.sott.net.

Cuidado al cuidador

El pasado miércoles , en la UFEL (Universidad de la Felicidad en Salamanca) se impartió una conferencia con este título: Paciente activo, paciente feliz. Las compañeras y ponentes fueron Aurora Theron, fisioterapeuta y coach e Isabel Burguillo, enfermera y coach.

Colaborando con la universidad de la felicidad se ponen a disposición de las personas interesadas en salud y desde un curso de entrenamiento experiencial tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida de enfermos y cuidadores.

Representando a Acaricia2 estuvimos allí, y desde aquí también apoyamos la iniciativa. Como sabemos, trabajando juntos los resultados mejoran. Desde este post pedimos que más iniciativas cómo esta se sumen al cuidado al cuidador y así luchemos contra ese mal que afecta a la persona que están entre bambalinas. Os reconocemos y apoyamos de manera incondicional. ESTAMOS CON VOSOTROS!!.

IMG_2369 (1)IMG_2371

IMG_2370

Superación personal Coaching.

IMG_2145Conferencia Carlos Fierro Carlos Fierro, protagonista del video adjunto, es una de las nuevas promesas del repertorio profesional de la UFEL Salamanca. Este miércoles Acaricia2 estuvo en una conferencia impartida por él. Como siempre, fue emocionante a la par que motivante. A Carlos se le diagnosticó parálisis cerebral a los meses de haber nacido. Ésta se produjo por problemas en el parto. Desde ese mismo momento se convirtió en un luchador. Las esperanzas por parte de los médicos que le veían eran muy inferiores a la fuerza de la familia. Carlos recibió un gran apoyo sobretodo de parte de su madre y cuidadora principal. Pero al mismo tiempo le aportó autonomía, equiparación con el resto de los niños y automotivación. Cuando conocieron el coaching ya no había quien les parase. Actualmente Carlos estudia cuarto de medicina y ha creado un lema que él mismo practica cada día “Cree en ti y actúa”. Merece la pena escucharlo y conocerlo, al igual que a su cuidadora, la estandarte de la bandera, a quién siempre le agradeceremos  la oportunidad de disfrutar de una charla saludable en el taller de Asprodes Salamanca que impartimos.IMG_2686

¡Mucha suerte Carlos! ¡Eres grande y te queremos!.

Desde aquí recomendamos su video para conocerlo mejor:

http://youtu.be/fN0Wh1WUywM

I Jornadas de Cuidadores en Madrid

Ayer, 21 de septiembre y Día Mundial del Alzheimer, acabaron las jornadas para el cuidador de Alzheimer organizadas por Diario de un cuidador. Pablo Barrero ha dado un paso más en el apoyo a los cuidadores de pacientes con Alzheimer y otras demencias, así en los próximos meses creará la primera fundación a nivel mundial dedicada a la figura del cuidador de Alzheimer.

Sabemos las condiciones sociales, físicas y emocionales que tienen estos familiares. Cada día la ayuda es más grande y es obligación de todos extenderla. Estuvimos en las jornadas y queremos contaros que pasó allí a los que no pudieron asistir.

El objetivo de las jornadas era mejorar la asistencia a los pacientes con enfermedad de Alzheimer y apoyar a sus familiares y cuidadores. Muchos profesionales como psicólogos, terapeutas, gerontólogos o enfermeros fueron ponentes en diferentes temas relacionados con los cuidados.

Son destacables temas como el de las sujeciones, la institucionalización del paciente y por qué hacerlo, el paso de ser cuidador a ex cuidador y todo el proceso de duelo que conlleva así como la gestión emocional en cuidadores.

Es reseñable la presencia de la psicología positiva de la mano de profesionales como Juan Castilla o Juan Cruz. Esto nos indica a nosotros, Acaricia2, que vamos por el buen camino. Que lo que hacemos puede ayudar porque es eficaz. Sus talleres, cambian el enfoque de los cuidadores enseñándoles a descubrirse para ver, en línea con los nuestros. Juan Castilla acompañó

en su taller del domingo a los cuidadores principales entendiendo los grandes ejercicios de empatía que deben hacer puesto que “los problemas de comunicación de estos enfermos lo hacen imprescindible. Sabemos que aunque exista un declinar cognitivo, las emociones y la comunicación emocional y gestual se mantiene. Por eso, se debe también interpretar que emociones mueven los enfermos en cada situación problemática. Si expresa miedo, nos pide seguridad y protección, si expresa enfado, se siente amenazado o hemos superado sus límites y si expresa tristeza siente que ha perdido algo y hay que darle protagonismo y estima”.

Unas jornadas y profesionales como esos merecen ser mencionados. Todos estamos en el mismo barco. Ofrecemos las herramientas necesarias para que mejoréis vuestra calidad de vida, ya seáis cuidadores o vuestra labor haya acabado.

Estamos todos con vosotros cuidadores.

I Jornadas del cuidador, Madrid 2014

I Jornadas del cuidador, Madrid 2014

Cuidador, víctima secundaria.

 

A raíz de esta noticia queremos realizar una reflexión en alto:

¿Soy lo suficiente responsable emocionalmente?

Son muchos los estudios que demuestran los efectos de la sobrecarga en cuidadores principales de pacientes con Alzheimer. Muestran comorbilidad con ansiedad, depresión, e incluso enfermedades cardiovasculares. En los periódicos se advierte de los riesgos que presentan estos «héroes», (véase la noticia que adjuntamos), y a través de multitud de pruebas podemos corroborar como el cuidador principal es el enfermo olvidado de la enfermedad de Alzheimer.

Conocidos blogueros afirman que en los propios cuidadores es donde reside la peor parte de la enfermedad. Desde Acaricia2 queremos preguntarnos por las causas de esta sobrecarga y cómo podemos hacerlas frente. Sabemos que hay que dar otra vuelta de tuerca. Las quejas de los familiares no son en vano y debemos colocarlas en el lugar que merecen. Es la información más importante con la que contamos. Tampoco podemos olvidar las razones inconscientes que nos hacen sentirnos como nos sentimos y hacer lo que hacemos, al fin y al cabo es la parte sumergida del «iceberg».

Nos enfrentamos a dos cuestiones principales por tanto: ¿Soy la única responsable EN la enfermedad de mi padre/madre, ser querido?,  y ¿por quésólo yo he sido quien la ha asumido?.

En cuanto a la primera pregunta, son pocas las veces en las que un enfermo de Alzheimer en nuestro país se encuentra solo. En cambio, en la mayoría de los casos se sienten solos. Esto viene dado por el hecho de que normalmente un único cuidador, (las estadísticas reflejan que en su mayoría son hijas adultas), es el que asume toda la responsabilidad del cuidado. Así, la percepción de falta de apoyo social viene dada por una situación en la que una única persona asume toda la carga de la enfermedad. Pero no siempre están solos. Muchas veces, la presencia de otros hijos, amigos, asociaciones e incluso instituciones es posible. Nos creemos responsables del cuidado por las circunstancias, pero la verdadera responsabilidad viene dada por el autocuidado, por la búsqueda de soluciones y el afrontamiento. Y es aquí cuando debemos preguntarnos, escucharnos, y vernos para conocer qué carga emocional es la que portamos.

Desde Acarica2 creemos en la capacidad para la gestión emocional así como en la automotivación. En la importancia del autocuidado  el lenguaje es importante cómo nos hablamos (aunque no sea con palabras) y hablamos de lo que nos rodea puede suponer una diferencia importante. Desde Acaricia2 queremos devolver las ganas de vivir del cuidador principal. Porque tiene derecho a la VIDA, y nadie debe quitarle ese derecho.

Y es que es importante que te preguntes con sinceridad:

¿Te gustaría mejorar tu situación actual?

¿Te gustaría que esa mejora repercutiera en la persona por la que olvidas la tuya?

¿Te gustaría ser FELIZ?

Nuestro compromiso es dar el 100% de nosotros, nuestra mejor versión para ayudarte a que veas, escuches y sientas que NO ESTÁS SOLO y que tu también puedes encontrar la verdadera Felicidad.

info@acaricia2.com

 

 

Para los cuidadores de Alzheimer.

Empieza Septiembre con más fuerza y ganas que nunca de seguir en la brecha por/para  los CUIDADORES.

Nos gustaría dejar un trailer de una película que hemos visto estas vacaciones y nos ha gustado mucho. Cómo no, de cuidadores, en este caso «cuidadores de Alzheimer».

En ella nos sentiremos identificados en nuestro día a día. También se puede observar la importancia de un grupo de personas en la misma situación, quienes nos entienden, quienes nos escuchen, dónde nos vemos reflejados, dónde vemos a las personas que pasan por lo mismo que nosotros, y lo más importante sus beneficios….

– Desahogo, expresando miedos, tristezas, vivencias…

– Empatía.

– Vemos otros puntos de vistas.

– Aprendemos estrategias nuevas y aportamos otras al grupo.

– Aumenta autoconocimiento y autoestima.

– Descubrimos patrones eficaces para nuestros objetivos.

– Socializamos, que en nuestras situaciones lo solemos abandonar.

– Recibimos apoyo / Apoyamos a los demás.

 

Todos estos beneficios los integramos en nuestros Talleres pensados para vosotros.

Para más información podéis enviar un e-mail a: info@acaricia2.com.

 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR