LA MANERA INFALIBLE DE ENSEÑAR A LOS HIJOS,……. Y LO ESTÁS HACIENDO.

A estas alturas, hemos llegado a la conclusión que por más que lo repitamos y repitamos, nuestros hijos NO HACEN CASO.

Lo decimos con calma, luego lo repetimos varias veces, subimos el tono de voz e incluso gritamos. Llegado a un punto tras muchos intentos  ya gritamos directamente al validar que los primeros pasos son ineficaces.

Hemos intentado de todo: la paciencia, voz calmada, cambio de timbre, de mirada, tono, duración, recompensa, castigo,…, no será porque no lo hemos intentado. Incluso los más persistentes hemos investigado, leído, buscado en google, hecho cursos, talleres, comentado a sus tutores en las reuniones periódicas.

“La edad, las hormonas, las influencias, son así, ha salido al padre… o a la madre, es igual que tu padre, mi marido me dice que es normal, mi mujer que no me implico, es una etapa”…. que no termina.

Paremos un momento, vamos a tener calma y pensar. La mayoría de nosotros nos hemos dado cuenta o empezamos hacerlo que cada vez nos parecemos más a nuestros padres o madres. Nos escuchamos, nos vemos hacer lo que tanto nos molestaba de nuestros padres y nunca nos pidieron hacerlo.

Si no nos ha pasado esto, seguramente nos hayamos dado cuenta que a nuestros hermanos sí.

Y…… esto ¿por qué?

Hay algo que cala dentro, día tras día, tan intenso y constante que es infalible:

LA DEMOSTRACIÓN.

La educación consistente y perdurable se basa en la demostración. Por eso, nos parecemos a nuestros padres, la demostración diaria se introduce en el  inconsciente. Esta circunstancia se da sin resistencia del niño entre los 0 y 6 años de edad, a estas edades se “programan”.

Todo lo que hagamos, todo lo que demostremos, nuestros hábitos, contestaciones, expresiones se quedan impregnadas por las células espejo en el niño.

Por eso no vale de nada que le digas que recoja su habitación si tú no lo haces. Como mucho por miedo a un castigo, riña o que te sientas tu mal, lo harán, y eso en los primeros años de edad. En cuanto no este tú presencia, o pase a la etapa inevitable de autoafirmarse, dejará de hacerlo y creará un efecto rebote, más devastador en el hogar.

La educación no es enseñarles a que recojan los calcetines, es cómo les enseñas hacerlo, es cómo te diriges a ellos, cómo los tratas, cómo les haces sentir.

Así les preparamos para SER personas en la vida, que recojan los calcetines será consecuencia de este respeto en el trato.

En esta vida tan acelerada, con ansiedades, presiones por los resultados cortoplacistas, hemos perdido de vista en el camino y solo nos enfocamos en la meta.


father-and-son-2258681__340

 

 

Pero la educación es el camino, las formas, el respeto, la escucha, EL AMOR. Llegar a la META no es sinónimo de logro. Puede haber LOGRO sin llegar a la META.

Por todo esto, la llegada de los hijos nos hace ser  mejores personas, porque tenemos que ser ejemplo, nos hacen crecer, conocer el amor adulto, el incondicional, la verdadera esencia de DAR sin pedir nada a cambio, a sentirnos orgullosos de ellos.

Es por ello que os animo a predicar con el ejemplo y veréis como de mayores se parecen a vosotros, ¿te suena?

 

Desde el equipo de Acaricia2 nos ponemos a vuestra disposición para que volváis a conectar con vosotros mismos, a encontrar ese espacio de calma y paz para tratar a vuestros hijos como sabéis en vuestro interior que hay que hacerlo, para poner el FOCO en el CAMINO y no en las metas,  y que con esa DEMOSTRACIÓN les facilitemos las herramientas para que se desenvuelvan en la vida.

Ya está probado que el día de mañana nuestros hijos trabajaran en profesiones que no existen actualmente; pero lo que es imperdurable es la Inteligencia Emocional para gestionar el CAMINO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR